2016/11/22

MIS POEMAS - LIBRES - SORDOMUDO





                                                                                                        Fotografía: https://haguacate.wordpress.com


SORDOMUDO


Me retuerzo los brazos por la espalda,
intento despegarme de mi cuerpo
que me atosiga con sus miedos.
Ayer vi un sordomudo,
era feliz,
la persona más importante 
que he conocido;
era grande su aura, 
en sus ojos no había miedo.

Me despellejo con una piedra, 
intento no sentir erizada la piel,
quiero ser sordomudo.

J.J

2016/11/17

POESÍA - REBELDE - CEGUERA










                                                       Fotografía:http://www.infobae.com/2015/03/27/1718420-siria-440000-personas-corren-el-riesgo-morir-la-guerra-civil/


CEGUERA



Hay una ciudad que agoniza
en la que llueven muertos.
Los fantasmas, que salen de los colegios
y de los hospitales,
se unen al ejército de los malditos
cuyo único pecado era vivir.
Todo es tan ridículo que asusta,
asusta la ceguera,
asusta este aquelarre de hierros
que matan.
Allá en las alturas, los forjadores de lluvia
de sangre
cenan tranquilos sus filetes
de gusanos verdes.

J.J



2016/11/09

MIS POEMAS - CON RIMA






                                        Fotografía: http://xn--mundoextrao-beb.es/



LAS NOCHES DEL FIN DEL MUNDO


Es por las noches cuando llega el ruido,
el maldito sonajero onírico retumba en mi cabeza,
cuando parece que el mundo cae al vacío
me exijo una descripción de mi alma extrema.
Estas noches no perdonan la sangre 
derramada lentamente por mis venas
sobre vientres blancos de papel 
con espasmos de pura pena.
Estas noches parecen las últimas 
de este mundo que ya no gira, ni tiene agua,
ni tierra.
Las noches del fin del mundo se ciernen
sobre el talento de mis ojos
de pupilas negras. 


Javier Jiménez

2016/11/08

MIS POEMAS LIBRES - ESPACIOS




Fotografía: psicocima.blogspot.com






ESPACIOS



Desastre en los espacios perdidos
entre las palabras,
esos huecos huérfanos de sonido
en los que se puede intuir la soledad.
Los poetas los ponen
para poder respirar, para que podamos 
asimilar,
porque si no existieran, los poemas serían nada,
como ruido mudo,
serían teatros de marionetas de papel
con un público de cementerio.
Pero no, esos huecos están ahí,
causan desastres y muertes por sobredosis
de aire afilado,
subsisten entre las palabras viajeras
del tiempo.
Pensaba que quería ser poeta,
pero en realidad quiero ser desastre...
En los espacios perdidos
entre las palabras.



Javier Jiménez

2016/09/12

MIS POEMAS LIBRES - ADIÓS





ADIÓS





Fotografía: mujerdebocagrande. wordpress.com


Me dijiste adiós, y nada volvió
No esperaba eso, solo un grito ciego
Me dijiste adiós, Dios mío, adiós
Sentí el pellizco de la muerte
De lo que muere por dentro
Me dijiste adiós, y todo se precipitó
Otro comienzo, como un cementerio nuevo
Pero siempre me acompaña esa tristeza
Como el invierno melancólico
Me dijiste adiós y solo puedo darte gracias
Por enseñarme a latir, sí, a latir
Aunque ahora permanezco en coma indefinido.



Javier Jiménez

2016/09/11

MIS POEMAS LIBRES - PACTO




PACTO



Fotografía: www.taringa.net


Mente se encierra en eclipse total
Apariencia normal, realidad quebrada
Estigmas que no cicatrizan, continuamente frescos
Antología de una masacre anunciada
La destrucción de los sentidos se cierne 
Líquido mortal  brota de quejidos
Solo una esperanza que se quedó estancada
Revive con palabras, poco a poco, desatadas
Es el pacto del intercambio de sangre
Sangre que sale como necrosis hablada
Sangre que entra como susurro de alas.



Javier Jiménez




2016/02/29

MIS CUENTOS CORTOS






RON CUBANO



   Fotografía: www.teinteresa.com


Me parece estar viendo otra vez a Ezequiel y a Pablo; les gusta saltar el viejo muro, que linda con la fábrica de licores de Holguín. Pablo es un niño blanco, como leche cortada, que vive con su padre y litros de ron. El negrito Ezequiel siempre lo acompaña en sus fechorías, es alegre furioso, como su piel del color del café, demasiado tostada en la casa de su tío. Les gusta sacar ron destilado que hay en los barriles con una pequeña jeringuilla de plástico, y la vacían en la boca de los pobres gatos. Luego se sientan divertidos a mirar los tirabuzones, y otras acrobacias, que los gatos realizan poseídos por el ardiente licor. Después, abandonan el frío callejón mientras Pablo le promete a Ezequiel que algún día saldrán de esa isla de gatos borrachos.


Javier Jiménez